Al perder la mirada

Y viene como un soplo de luz

y otros mil…

y se van, como la música cuando calla.

Dejaron caer del cielo,

gotas de furiosos rencores.

Tronchó un retallo

y con su mirada recogió la flor,

y con ella errante…

fue devolviendo las gotas púrpuras al cielo.

Así, le amaneció la noche,

y con brisas de magón

reencontró el Mar…

y recordó su luz.

A mi madre.

De «Carminidades» 1981.

C.R. Ipiéns

Un comentario sobre “Al perder la mirada

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: